G.R.I. o Grupo de Rescate Industrial es un conjunto de personas, métodos y medios cuyo objetivo es incidir activamente en la prevención de riesgos, así como intervenir de forma rápida y eficaz en incidentes/accidentes que por su complejidad técnica y verticalidad requieren de operativos muy especializados. El ámbito de actuación son las obras industriales o civiles que entrañan alto riesgo. Más allá de ser un mero equipo de reacción ante accidentes, el objetivo común y prioritario que nos mueve es el de evitarlos y lo conseguimos:

Solucionando problemas de acceso, maniobrabilidad.

Inspeccionando, estudiando y asegurando los Espacios Confinados más críticos.

Dando solución y controlando las posibilidades de rescate de todos los espacios susceptibles de riesgo y dificultad de evacuación.

Instalando dispositivos temporales anti- caídas.

Asesorando o interviniendo directamente en maniobras peligrosas.

Realizando simulacros de emergencia en las condiciones de mayor dificultad.

Revisando los procedimientos de rescate de terceras empresas.

Realizando un seguimiento en campo de los trabajos más críticos.

Diseñando una colaboración coordinada con los Servicios de emergencias de La Propiedad.

En caso de accidente, el G.R.I. tiene la formación, el personal y los medios para el acceso, estabilización y extracción del accidentado hasta los servicios médicos, pudiendo realizar una primera intervención de primeros auxilios y resucitación cardio-respiratoria si fuese necesaria.

G.R.I. por tanto es también una herramienta que contribuye a la producción y a la prevención, minimizando riesgos en la gestión de una compañía y propiciando una mejora continua de sus protocolos y condiciones de seguridad, mediante la generación de informes y recomendaciones previas, diarias y posteriores a la parada industrial.


 Seguir leyendo